Humedales artificiales en Colombia

Los humedales artificiales llevan varias décadas depurando las aguas residuales domésticas e industriales en distintos países y esto lleva a preguntarse sobre su existencia y desarrollo en nuestro país.

¿Cómo ha sido la historia y la acogida de los humedales artificiales en Colombia? ¿Dónde y en qué actividades se hace uso de los humedales artificiales?

humedales artificiales en Colombia

Flujo superficial tratamiento de aguas con humedales artificiales

Estas son preguntas difíciles considerando que muchas de las innovaciones en ingeniería que hacen uso de herramientas y técnicas simples pueden no tener la visibilidad y publicidad que realmente merecerían. Las primeras publicaciones que involucran el estudio de plantas en ambientes acuáticos para recuperar la calidad del agua empiezan a aparecer al final de la década de los 80.

Una búsqueda en publicaciones académicas de distintas universidades colombianas nos muestra que los humedales han sido probados en distintos tipos de descarga incluyendo aguas domésticas, aguas de procesamiento de café, aguas de curtiembres y aguas de piscicultura, entre muchas otras. Son varios los trabajos publicados desde entonces, incluyendo experimentos controlados con especies determinadas de vegetación, sistemas pilotos a pequeña escala, propuestas para desarrollo de sistemas municipales, evaluación de la eficiencia para distintos tipo de descargas y análisis del estado del arte sobre el uso de los humedales y las especies vegetales.

En las futuras entradas de este blog hablaremos de las aplicaciones instaladas en Colombia, los usos que se les ha dado a los humedales artificiales en distintas partes del país y los resultados específicos de las esas experiencias.

Ventajas

Las conclusiones generales hasta el momento son contundentes: los humedales artificiales son una excelente solución para la depuración de aguas residuales de poblaciones pequeñas, su construcción y mantenimiento implica menores costos que otros sistemas de tratamiento convencional y no se requiere el uso de elementos químicos ni energía eléctrica o combustibles fósiles para su operación. Los resultados demuestran una remoción de una gran proporción del contenido orgánico, de patógenos microbiológicos y algunos otros compuestos contaminantes de las aguas como fosfatos, nitratos, grasas, aceites e incluso metales pesados.

Afortunadamente la normativa de saneamiento ambiental para Colombia ya incluye la posibilidad de instalar humedales artificiales para tratar aguas residuales bajo ciertas características. Esta normativa se encuentra consignada en el Reglamento Técnico del Sector de Agua Potable y Saneamiento Básico (RAS). En éste, particularmente el título J, se detalla como los humedales pueden ser usados como soluciones descentralizadas en las zonas rurales o como tratamiento terciario en otros esquemas. Es interesante conocer como los humedales artificiales empiezan a ser acogidos en Colombia, como las autoridades ambientales empiezan a promover su implementación y todo el rango de actividades económicas que pueden limpiar sus aguas residuales con esta tecnología.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *