Plantas ecológicas buscan reducir la contaminación

POR PRIMERA VEZ EL SECTOR PÚBLICO UTILIZARÁ PLANTAS MACRÓFITAS EN DEPURADORAS

Articulo del Listín Diario de República Dominicana (uno de los primeros periódico y considerado el más importante, y el único que sobrevive hasta la fecha de los fundados en el siglo XIX). Autor: Katheryn Luna, Santo Domingo.

Por primera vez el Gobierno apuesta a la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales ecológicas, a través de filtros verdes flotantes capaces de absorber la carga contaminante y de ayudar al medio ambiente.

Actualmente, en los proyectos habitacionales La Nueva Barquita y Ciudad Juan Bosch se construyen cinco depuradoras de aguas residuales, de las cuales cuatro tendrán esta tecnología. En las cinco depuradoras que captarán las aguas residuales de más de 26,200 familias que se estiman habitarán en ambos proyectos, se invierten casi RD$250 millones. En La Nueva Barquita, ubicada en Santo Domingo Norte, ya casi en fase final de su construcción, se encuentran tres depuradoras en forma de lagunas en las cuales se utilizan plantas macrófitas, una vegetación acuática con la capacidad de filtrar y retener la mayor parte de los sólidos totales que se encuentran en el agua residual.

El encargado del departamento de supervisión de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Giordano Mancebo, explicó que las plantas de tratamiento, cuyo costo de inversión es de RD$176 millones, nombradas A1 Sur, A1 Norte y A2, tendrán la capacidad de tratar 26 litros por segundo de agua residual de unas 11,100 personas. Dijo que estas depuradoras captarán las aguas residuales que se generen en el proyecto donde serán alojados más de cinco mil personas que viven en La Barquita Este, en condiciones de vulnerabilidad. Mancebo explicó que el agua captada y luego depurada será enviada al río Isabela, cercano al proyecto, y evitar así que se contamine el acuífero. Asegura que las macrófitas “Typha domingensis”, las cuales ya se han utilizado en el sector privado, como en el caso del grupo Punta Cana, no necesitan energía eléctrica, economizan costos de mantenimiento y no causan daño al medio ambiente.

El proyecto Ciudad Juan Bosch también contempla dos plantas de tratamiento de aguas residuales, con una inversión de RD$72,789,704.28. La primera y de mayor alcance será la ampliación de la depuradora ya existente, Prado de la Caña, ubicada a un kilómetro del proyecto, y la segunda será en forma de laguna utilizando Macrófitas. Ambas estarán terminadas en unos ocho meses.

El encargado del Departamento de Ingeniería de la Unidad Ejecutora de la CAASD, Luis Báez, explicó que la depuradora más grande del proyecto tendrá la capacidad de tratar 323 litros por segundo de una población de 84,000 personas. Indicó que a la depuradora, llamada “Prado de la Caña- Ciudad Juan Bosch”, se incorporarán 60,000 personas del proyecto habitacional y que por la ausencia de arroyos o cañadas en las cercanías, el agua tratada será inyectada al subsuelo, para evitar cualquier contaminación. En cuanto a la segunda y más pequeña, precisó que tendrá una capacidad de tratar 52 litros por segundo de agua residual, de unos 30 mil habitantes. Las macrófitas, por su elevada cantidad de sustancias bacteriófogas producidas por las plantas junto a la gran cantidad de oxígeno disuelto en el agua, consiguen eliminar las bacterias, hongos, virus y larvas de insectos, mientras los filtros verdes no permiten la cría y proliferación de mosquitos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *